jueves, 2 de julio de 2009

Hipoglucemia


Describamos mejor lo que es una hipoglucemia:
Se presenta cuando el azúcar en la sangre, llamado glucosa, está anormalmente bajo. El término shock insulínico se utiliza para describir la hipoglicemia severa que produce pérdida del conocimiento.
La hipoglicemia se produce cuando la glucosa del cuerpo se gasta con demasiada rapidez, cuando ésta es liberada en el torrente sanguíneo con mayor lentitud que lo requerido por el cuerpo, o cuando se libera demasiada insulina en el torrente sanguíneo. La insulina es una hormona producida por el páncreas en respuesta a mayores niveles de glucosa en sangre, cuya función es reducir estos altos niveles de glucosa.
La hipoglicemia es relativamente común en las personas diabéticas. Se presenta por un exceso de insulina oral o de medicamento oral antiadiabético, cuando no se come lo suficiente, o por un incremento repentino del ejercicio sin compensarlo con una mayor ingesta de alimentos.
La hipoglicemia relativa, es decir, cuando la glucosa en la sangre de un recién nacido está baja, es bastante común. Un bebé nacido de una madre diabética o con diabetes gestacional (causada por el embarazo)puede presentar hipoglicemia severa. En estos casos el niño es llamado IMD "bebé de madre diabética".
Si durante el embarazo el nivel de azúcar en la sangre de la madre es persistentemente alto, el páncreas del feto interviene en el control del exceso de azúcar produciendo insulina adicional. Cuando el niño nace, ya no recibe más glucosa de la madre, pero aún produce mayor cantidad de insulina, y este exceso hace que el azúcar en la sangre del bebé descienda a niveles peligrosos. Esto es una emergencia médica que de no tratarse puede provocar convulsiones y daños al sistema nervioso del bebé.
Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:
• Examen de tolerancia a la glucosa
• Recolección de líquido cefalorraquídeo
• Control de la glucosa en la sangre
Un bocadillo o bebida con azúcar eleva el nivel de glucosa en la sangre, y produce de inmediato una mejoría de los síntomas.
Los bebés de madres diabéticas que desarrollan bajos niveles de azúcar en sangre son tratados con soluciones de glucosa que se administran por vía intravenosa a fin de mantener el azúcar sanguíneo en niveles normales. La glucosa se va reduciendo lentamente entre las 24 y 48 horas siguientes, mientras el niño comienza a regular el azúcar sanguíneo hasta llegar a niveles normales.
Si los niveles de azúcar en la sangre de una persona son tan bajos, se puede presentar pérdida del conocimiento e incapacidad para deglutir. Esto se denomina shock insulínico y requiere tratamiento médico de emergencia. De inmediato, se le inyecta solución de glucosa o la hormona glucagón.
En el largo plazo, se requiere que la persona modifique su dieta para que su cuerpo reciba glucosa a lo largo del día de una manera más uniforme, lo cual puede evitar futuros episodios de hipoglicemia. Se pueden recomendar las comidas pequeñas y frecuentes con carbohidratos complejos, fibra y grasa, evitando azúcares simples, alcohol, y jugos de fruta. También se deben hacer comidas a intervalos regulares y compensar todo incremento de ejercicio con alimento adicional.
Si la hipoglicemia es causada por un insulinoma (tumor que secreta insulina), el mejor tratamiento es practicar una cirugía para extirpar el tumor.
La hipoglicemia severa por lo general puede evitarse si el paciente reconoce tempranamente los signos de advertencia de la condición y aplica con rapidez las medidas de autoayuda adecuadas. La hipoglicemia no tratada puede progresar hasta ocasionar pérdida del conocimiento, y si el cerebro es privado de suficiente glucosa por un período prolongado, puede ocurrir daño cerebral permanente.
• Pérdida del conocimiento
• Coma
En los bebés:
• Convulsiones
• Daño permanente al sistema nervioso
Se debe acudir de inmediato a la sala de emergencia cuando los signos tempranos de hipoglicemia no mejoren después de comer un bocadillo con azúcar. También se debe llamar a un número de emergencia cuando una persona diabética, o cualquier otra que tienda a sufrir de hipoglicemia, no responda o no se despierte.
Las personas diabéticas deben seguir las recomendaciones de su médico en cuanto a dieta, medicamentos y ejercicio.
Las personas con tendencia a sufrir de hipoglicemia deben mantener a la mano un bocadillo o una bebida con azúcar para tomarlo tan pronto aparezcan síntomas. Si los síntomas no mejoran en 15 minutos, se debe ingerir más alimento. Existe un kit de glucagón disponible con receta médica para ser utilizado en episodios de hipoglicemia que no respondan bien a otros tipos de tratamiento.
• Delirio
• Demencia
• Demencia de origen metabólico
• Coma diabético hiperglucémico hiperosmolar
• Cetoacidosis diabética
• Nefropatía/esclerosis diabética
• Síndrome de Cushing ectópico
• Epilepsia
• Convulsión generalizada tónica clónica
• Glucagonoma
• Diabetes mellitus insulinodependiente (DMID)
• Tumor de los islotes de Langerhans
• Neoplasia endocrina múltiple (NEM) I
• Diabetes mellitus no insulinodependiente (DMNID)
• Pituitaria de Cushing (enfermedad de Cushing)
• Sífilis
• Sífilis primaria
• Sífilis secundaria
• Sífilis terciaria
• Accidente isquémico transitorio (AIT)
Cuáles Son Los Riesgos
• Sangrado excesivo
• Desmayo o sensación de mareo
• Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
• Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)
• Punciones múltiples para localizar las venas
Consideraciones especiales
Muchas formas graves de estrés (por ejemplo, trauma, accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y cirugía) pueden aumentar temporalmente los niveles de glucosa.
Entre las drogas que pueden aumentar las mediciones de la glucosa están:
• Antidepresivos tricíclicos
• Corticosteroides
• Diazóxido
• Dextrosa IV
• Diuréticos
• Epinefrina
• Estrógenos
• Glucagón
• Isoniazida
• Litio
• Fenotiazinas
• Fenitoína
• Salicilatos (toxicidad aguda: ver sobredosis de aspirina)
• Triamtereno
Entre las drogas que pueden disminuir los niveles de glucosa están las siguientes:
• Acetaminofén oral
• Alcohol
• Esteroides anabólicos
• Clofibrato
• Disopiramida
• Gemfibrozil
• Inhibidores de la monoaminoxidasa (MAO)
• Pentamidina
• Sulfonilúreas (como glipizida, gliburida y glimepirida)

Archivo del blog